MBR UltrafiltraciónEl sistema Micro Clear®, pionero en la tecnología de ultrafiltración para aguas residuales, ha sido instalado en más de 1.000 estaciones de tratamiento de agua, alrededor del mundo. Las ventajas económicas y ecológicas de este sistema de tratamiento de aguas residuales abren nuevas posibilidades para producir un agua limpia y desinfectada.

Con la ultrafiltración de los biorreactores de membrana (MBR) logramos realizar un óptimo tratamiento de las aguas y de este modo es posible su reutilización en torres de enfriamiento o para irrigación.

El biorreactor de membrana (MBR) combina un proceso de depuración biológica con la filtración por membrana. La membrana retiene prácticamente la totalidad de los sólidos en suspensión y la biomasa, logrando de esta manera un efluente de gran calidad. Sistema compacto que permite un notable ahorro de espacio respecto a las plantas de fangos activado convencionales.

Aplicación de la tecnología de ultrafiltración

La tecnología de ultrafiltración puede ser aplicada en diferentes ámbitos de depuración aguas residuales urbanas o industriales, incluso puede ser muy útil como potabilización de aguas menos cargadas con contaminantes. Cada caso es único y requiere un estudio previo del efluente, de estas tecnologías se pueden ver su posible uso según las necesidades.

Las aplicaciones más comunes de este sistema de depuración de aguas residuales son:

  • Hoteles
  • Universidades
  • Edificios de viviendas.
  • Edificios de oficinas.
  • Clubes de golf.
  • Zonas de camping.
  • Centros comerciales

El sistema tiene una tecnología robusta, de fácil mantenimiento y con un alto nivel de seguridad en la explotación. Los parámetros de salida conseguidos después de la ultrafiltración MBR son sustancialmente mejores a los límites requeridos por la regulación de aguas residuales de la UE. El sistema patentado Micro Clear® (EP 1016449) pasó el test del Instituto de Ingeniería de Aguas Residuales EN 12566-3 con excelentes resultados.

contacto

El diseño del tamaño de las burbujas de aire, combinado con la estructura de las placas favorece el efecto de autolimpieza continuo de la superficie de la membrana, permitiendo al sistema lograr unos altos rendimientos constantes. Por esta razón los filtros Micro Clear® solo necesitan una limpieza química una o dos veces por año, incluso, con un flujo continuo sobre la membrana de 30 l/m2h.

Los bloques de las membranas Micro Clear® por sus características modulares permiten fáciles ampliaciones.

solicitud-información