En toda sociedad existen diferentes tipos de aguas residuales provenientes de la utilización de este recursos en distinos usos como pueden ser el domésitco o  en diferentes tipos de industrial. En este artículo queremos profundizar sobre uno de estas aguas residuales, concretamente las aguas grises ¿Qué son las aguas grises? ¿se pueden tratar este tipo de aguas residuales? ¿cómo lo podemos hacer?

Definición

Las aguas grises son un tipo de agua residual agrupada dentro de las consideras domésticas. Este tipo de aguas se denominan grises al contener restos orgánicos o sustancias procedentes de bañeras, duchas o lavabos. Este tipo de agua no tiene restos fecales.

Dependiendo de la procedencia de las aguas grises su composición puede ser diferente. El agua de las cocinas también puede considerarse aguas grises pero debido a la alta carga orgánica en la composición no suelen ser aptas para la reutilización como agua de consumo doméstico.

Composición de las Aguas Grises

tabla con la composición de las aguas grises

¿De dónde provienen las aguas grises?

Las aguas grises tiene como procedencia los distintos sanitarios que existen en los cuartos de baño a excepción del váter. Es decir se recogen las aguas de las duchas o bañeras, lavabos y bidé. Las aguas grises son las que mayor consumo de agua generan ya que pueden llegar de suponer hasta el 75% de consumo de agua total.

Aguas residuales domésticas vs Aguas Grises

Las aguas grises se diferencian de las aguas residuales domésticas en su baja composición orgánica  y una contaminación microbiológica sustancialmente menor.

Las aguas residuales domésticas denominadas también como «aguas servidas o aguas negras» tienen diferente composición y su tratamiento no incluye la reutilización como puede suceder con las aguas grises. El tratamiento de las aguas residuales domésticas tiene una misión de descontaminación para poder verterlas nuevamente en afluentes naturales, evitando que puedan ser contaminantes para algún ser vivo.

¿Se pueden reutilizar las aguas grises?

Las aguas grises se pueden reutilizar siempre que previamente hayan sido tratadas. Las aguas grises sin tratar tienen componentes contaminantes que impiden que se vuelvan a utilizar. Solo en el momento de haberlas pasado por un sistema de tratamiento, estas aguas pueden volver a ser utilizadas en los siguientes elementos:

Reutilización en descargas de WC

El llenado y vaciado de las cisternas de los WC consumen un número importante de litros al día. Si disponemos de un sistema de tratamiento de aguas grises podemos ahorrar en el uso del agua de la cisterna.

Uso para riego por goteo y riego por aspersión

Después del tratamiento de las aguas grises a través de un sistema de depuración podemos utilizar este agua en el riego de nuestros cultivos. Porque aunque no sea posible su uso como agua potable el paso por un sistema de depuración sí que posibilta el empleo de las aguas grises tratadas en los cultivos.

Para reutilizar las aguas grises podemos utilizar dos sistemas: depuradoras de aguas grises y depuradoras de oxidación total.

En este artículo explicamos cómo reutilizar las aguas grises

Es importante que en zonas donde el consumo del agua es grande se tenga la predisposición de añadir este tipo de sistemas para ahorrar en el consumo del agua. Al fin y al cabo es agua es un bien preciado y un recurso que desgraciadamente está limitado, por eso entre todos debemos contribuir al ahorro.